Consultoría.

Hay momentos de la vida en los que nos proponemos acometer proyectos o nos sobrevienen cambios inesperados y nos sentimos indefensos, por no saber por dónde empezar o simplemente por miedo a equivocarnos. Necesitamos la seguridad que nos pueda aportar un tercero experto en una materia determinada, que nos guíe, explique posibilidades y nos asesore de cuál es nuestra mejor opción.

La principal función de un consultor es asesorar, es decir ofrecer un consejo o dictamen de una determinada situación sobre la que posee un conocimiento especializado.

Son muchas las situaciones que nos pueden plantear acudir a un consultor o asesor, y de muy variada índole, pero sobre todo tienen especial trascendencia las relacionadas con las instituciones.

Por ejemplo:

  • emprender un nuevo negocio ¿qué tengo que hacer? , ¿necesito una licencia?, ¿quiero contratar a mi hijo para que me ayude, es posible?....
  • muerte de un familiar , ¿tengo que pagar impuestos ?, ¿cuánto me va a costar heredar?, ¿tengo derecho a una pensión?....
  • quiero jubilarme, ¿pierdo dinero si me jubilo ya?, ¿qué opciones tengo?, ¿cumplo los requisitos?...
  • me han comunicado que mi deudor está en concurso ¿qué puedo hacer?, ¿voy a cobrar?...
  • tengo una enfermedad que me limita ¿cómo puedo solicitar una minusvalía?, ¿qué tengo que cumplir?....

Podríamos seguir enunciando ejemplos en los que nos sentimos perdidos ante las situaciones que se nos presentan, y sobrepasados ante la expectativa de que tenemos un problema que no sabemos cómo afrontar. Es por esto que el consultor te ayudará, tras un primer contacto, nos ofrecerá un diagnóstico preliminar, estudiará la situación haciendo un examen detallado del problema, y así ofrecernos las soluciones más adecuadas.

El consultor abordará la situación desde una perspectiva paciente, objetiva, independiente, analítica no solamente sabrá "qué hacer", sino también cómo y el cuándo hacerlo. Evitando posibles problemas que conlleven la judicialización de la situación.

Disponemos, a su vez de un servicio de asesoramiento legal integral, para la empresa con el fin de resolver eficazmente los diferentes conflictos que aparezcan en la actividad mercantil, laboral, fiscal o jurídica, mediante una respuesta inmediata, adecuada. Podrá contratar esta modalidad de prestación de servicios mediante un coste fijo mensual en función de los servicios requeridos.

Si te encuentras en una situación en la que necesitas asesoramiento de un tercero, y estás interesado en solicitar nuestros servicios, rellena el siguiente formulario y nos pondremos en contacto contigo.